Reseña | Pan, Amor y Sueños

Me costó salir de ver solamente series anime hasta hace pocos años, en los que comencé a darle una oportunidad a las series de carne y hueso, como los doramas. Pensé que no me iban a gustar mucho, que iban a ser predecibles y aburridos. Sin embargo, encontré algunos que realmente supusieron una verdadera adicción. Entre ellos, he de destacar Pan, Amor y Sueños o King of Baking

CÓMO LO ENCONTRÉ

Actualmente, estudio "Panadería, Repostería y Confitería" y me apetecía ver algo relacionado. Busqué en google: "animes repostería","doramas repostería", etc. Obviamente, me había visto ya "yumeiro patissiere", un anime muy centrado en esto de los pasteles. 


La portada no me llamó mucho, pero efectivamente se puede apreciar que lleva traje de obrador (algo es algo). La primera vez que lo encontré, de hecho, no me animé a verlo. Fue un poco después de haberlo encontrado cuando di ese paso y vi el primer capítulo. 

PRIMERAS IMPRESIONES

Nada más empezar, me quedé un tanto confundida, pues le daban mucho peso al pasado. De hecho, los primeros capítulos (de una hora cada), ocurre en la infancia (o incluso antes) de los protagonistas. No llegas a ver a los cuatro protagonistas con la edad de la portada hasta ya muy avanzada la historia. No obstante, esta importancia hacia el pasado, te conecta después mucho más con los personajes. Les conoces mejor, sabes lo que han pasado, qué quieren y qué no quieren. En resumen, te importa más qué sucede con ellos.


La historia del protagonista principal (Kim Tak Goo) con su madre (Kim Mi Sun), es de las que más te emocionan. En esa relación, los sentimientos afloran por sí solos. En resumen, una madre coraje que, pese a la pobreza, saca adelante a su hijo con todo el ímpetu del mundo. No es una historia poco habitual, pero esta serie logra tocar el corazón de los telespectadores con estos dos personajes de una manera muy especial. Sí es cierto que es todo predecible, que, en cierta forma, sabes lo que va a suceder (bueno, a veces me ha sorprendido, también hay que decirlo), pero igualmente tienes unas ansias inmensas por verlo con tus propios ojos


Por supuesto, como en muchas series orientales, los malos tienen sus "motivos" para ser malos. Por no mencionar que tuve algún dilema con Seo In Sook, concretamente la mala del dorama (junto a Han Seung Jae). A la pobre mujer le ponen los cuernos, la abuela le llama de todo porque no tiene un hijo varón... pero oye, que después la abuela es "super buena". Cierto es que la mujer se vuelve mala persona y paga su frustracción con quien no lo merece, pero me ha hecho pensar en alguna ocasión, ya que es víctima del mero deseo por complacer a su marido y que éste la quiera. Aunque, como ya he dicho, esto no justifica todo lo que hace después jajaja

Las actuaciones de los personajes, como es natural en los culebrones, muy expresivas. Sin embargo, como la mayoría de las escenas tienen un suceso épico detrás, no parecen del todo exageradas, sino que encajan con el contexto del momento. Ciertamente, cuando he visto algún extracto de una serie española, veo que les falta vidilla en las actuaciones, como que no se lo creen del todo y, obviamente, eso te lo transmiten y te sacan de la historia.

Me encantaría comentaros el final del dorama, que me parece totalmente redondo por ciertos motivos, pero eso sería un spoiler como una casa. Sobre todo el último plano de Seo In Sook. Ya lo veréis, de hecho, hasta lo escucharéis, porque hay incluso doblaje en latino del dorama.  


SINOPSIS

Vamos con la sinopsis oficial (http://es.drama.wikia.com):

La historia comienza cuando Goo Il Jung, el presidente de una gran empresa panificadora en crecimiento, embaraza a Kim Mi Sun, una simple empleada de su casa porque su esposa no puede darle un hijo para que herede la empresa. Su esposa, In Sook, por el desesperado amor que siente, termina embarazándose del Gerente y amigo de su esposo, Han Seung Jae. Ella junto con el ambicioso gerente, hacen lo posible para deshacerse de la amante y su hijo ilegítimo, Kim Tak Goo (Yoon Si Yoon), para así dejarle el camino libre a su hijo, Goo Ma Joon (Joo Won).

La sinopsis es mucho más larga, pero la dejaré ahí.

OPINIÓN

Seamos directos. Pan, Amor y Sueños es un dramón, un potente culebrón, en el que, en cada personaje, hay algo "turbio". Pero todo está conectado y lleno de esos sentimientos que, he de admitir, me han emocionado más de alguna vez. Eso sí, de hacer pan, poco. Aún así, pese a no haber visto mucha panadería (como invita ambos títulos), no me arrepiento para nada de haber visto esta serie. De hecho, ojalá me borraran la memoria y pudiera volver a verla. ¿Para qué engañarnos? Ha sido un vicio, en el que, al final de cada capítulo, te dejaba con una imperiosa necesidad de ver el siguiente. 

Marta Lallana

Nacida en San Sebastián, 1993. Autora de El Heredero de la Soledad, Saga Sariam y Vendo Vida, y fotógrafa profesional. Amante del anime, los juegos, el cine y de los animales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario