La España que aborrezco

La indignación me vence. Hoy me enteré de las declaraciones del candidato del PP para las elecciones europeas y no sé por qué me sorprende. Para contextualizaros un poco a aquellos que no seáis de España, ayer se realizó un debate entre los dos partidos políticos (PP y PSOE) que se han ido repartiendo el gobierno del país cada 4 años (sí, bipartidismo). El caso es que, dentro de poco, se harán las elecciones europeas y ambos partidos presentaron un candidato para ello. El candidato que eligió el PP fue Miguel Arias Cañete, también Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en la actualidad. Bien, pues, tras este debate, este personaje pronunció lo siguiente: 


El machismo, el racismo, la homofobia, el fascismo, la insolaridad... son "perlas" del PP que trata de ocultar por los nuevos tiempos. Sin embargo, siempre hay algún militante del partido que abre la boca y manifiesta ese lado oscuro que tratan de contener para alcanzar un mayor número de votos. Para poneros más ejemplos, José Manuel Castelao, también del PP y presidente entonces del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (ya que tuvo que dimitir después de soltar semejante barbaridad), aseguró que "las mujeres son como las leyes, están para violarlas". José María Aznar, ex presidente del gobierno y del PP, le metió un bolígrafo en el escote a una periodista que iba a realizarle una pregunta. Ana Botella, alcaldesa de Madrid, esposa del anterior y del PP, declaró que los mendigos eran una dificultad añadida para limpiar las calles. Carmen Riolobos, diputada del PP, sentenció "las mujeres tenemos dificultades para orientarnos espacialmente, y es algo demostrado científicamente… Eso hace, según la diputada, que nos perdamos en las ciudades cuando conducimos, cosa que a mí me pasa habitualmente". Y un largo etc... Por no mencionar que, en un Estado oficialmente acofensional, esta gente mantiene los privilegios fiscales de la Iglesa (además de sus doctrinas), defiende que se organicen puestos pronazis o profascistas en colegios públicos o que se imparta Religión en lugar de Ética a la ciudadanía, dan dinero para que se den clases de caza a niños pequeños, torturan animales alegando a la tradición, dicen que los que fueron asesinados durante el franquismo "se lo merecían"... Vamos, la España que aborrezco. 

¿Y qué es lo peor de todo esto? Que tienen la mayoría de votos. ¡Se les vota! ¡Hay personas que les votan y son muchas! Y yo me pregunto, ¿por qué? ¿Qué puede llevar a votar a este partido? Se me ocurren muchas respuestas, quizá la mayoría relacionadas con la pereza que supone pensar (o la conveniencia económica), pero... no puedo alcanzar una respuesta que lo justifique. Los recortes del PP y su manga ancha con los bancos y/o empresas están matando a personas. Los casos de suicidios por desahucios no son ninguna tontería, pero al PP eso no le importa, al igual que alguien no pueda pagarse un tratamiento contra la trombosis porque, de otro modo, no tendría para dar de comer a sus hijos (os animo a leer un artículo escrito por un médico acerca de esto llamado "lágrimas de vergüenza") o que, directamente, tengamos el segundo puesto en Europa con más pobreza infantil. Y, con este drama de fondo, mencionar la corrupcción de este partido ya es... bueno, no tiene nombre. 

A partir de esta entrada, (aparte de desahogarme) os quiero pedir un favor. Votad. Votad a quién queráis. ¡Pero informaros acerca de lo que votáis! La libertad es inherente al conocimiento. Sin saber, nunca se podrá ser completamente libre... Nos intentan engañar por todas partes y tenemos que protegernos a prueba de bomba. La política no existe en estos días. Seré directa y diré que, al menos en este país, es una solemne mierda. Los partidos políticos son ahora empresas en las que gobiernan únicamente los intereses económicos de sus miembros. Sin embargo, nosotros también tenemos poder. Nosotros podemos hacer política, podemos pensar, reflexionar, criticar y participar. No permitamos que nos hundan, que nos hagan creer que nuestro voto nos vale nada... porque entonces les daremos la razón y vendrán los amiguitos del PP a llenar las urnas con sus papeletas. Tenemos que creer en un mañana mejor por mucho que nos cueste.   

Marta Lallana

Nacida en San Sebastián, 1993. Autora de El Heredero de la Soledad, Saga Sariam y Vendo Vida, y fotógrafa profesional. Amante del anime, los juegos, el cine y de los animales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario