Fundamental: establecer límites y decir no

Es vital establecer límites en todas las manifestaciones de nuestra vida. Y sin excepciones. Respétate, porque la primera que se debe respeto eres tú. No es tan fácil como crees el hecho de soportar, de dejar que pisen tus principios y que hagan de ti un títere sin voz. Al final tu mente explotará. Por mucho que quieras mirar a otro lado, la realidad seguirá ahí, envenenando tu salud de forma implacable, pues todo se somatiza.

Quiérete y no permitas que te pisen. Enseña los dientes sin temor a represalias. ¡Evoca el no alzando la voz! No merece la pena conocer la frustración por personajes que no se molestan en valorarte. Y sé fuerte, ya que defenderse no siempre es fácil, pero, al menos, el intento hará de ti una persona... con dignidad.  

No lo olvides.

Marta Lallana

Nacida en San Sebastián, 1993. Autora de El Heredero de la Soledad, Saga Sariam y Vendo Vida, y fotógrafa profesional. Amante del anime, los juegos, el cine y de los animales.

1 comentario: