25 de Noviembre

Una vez dediqué mi pasión por escribir a la violencia de género. Específicamente, en una novela entera (Vendo Vida). Sin embargo, siempre queda algo por decir, algo por subrayar... especialmente cuando la situación no cambia. 

Las lágrimas, el miedo y el dolor continúan siendo silenciados bajo la protección de lo privado o lo familiar. Aún hay mujeres que creen ser amadas tras ver su dignidad caer a los pies de su pareja. Y hombres que creen amar dominando, infligiendo el miedo o haciendo de su casa un infierno.

Vayamos más allá de la palabra fácil, de la mentalidad arraigada y pongamos en práctica el siguiente lema:


Mujer, jamás te arrodilles ante un hombre

Marta Lallana

Nacida en San Sebastián, 1993. Autora de El Heredero de la Soledad, Saga Sariam y Vendo Vida, y fotógrafa profesional. Amante del anime, los juegos, el cine y de los animales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario